20190104_104126.jpg

Más que nada, somos un grupo de gente con un interés en comúnː mejorar la calidad de vida en India.

¿Por qué India? La mayoría de nosotros ha trabajado para ONGs o pasado largos períodos de tiempo en comunidades rurales de India en diversos puntos de nuestras vidas. A veces hemos sido meros observadores pasajeros, otras (veces) nos hemos asentado en algún lugar, absorbiendo la cultura local, conociendo bien a sus gentes y ayudando en lo que podíamos. Y es que en India siempre hace falta ayuda, da igual dónde estés. Siempre hay algo que hacer o mejorar, o algún proyecto local que necesita un par de manos más, unas mentes más… Lo cierto es que hagas lo que hagas, nunca es suficiente y cuando llega la hora de partir uno nunca se va pensando “ya está todo hecho, ya puedo irme”. Al contrario, uno siempre desea que ese momento no llegara nunca…

DSC_0218.jpg

¿Por qué India?

En la última década India se ha convertido en una de las grandes potencias mundiales, con una economía emergente, uno de los epicentros tecnológicos y de energía nuclear. Las zonas urbanas se están expandiendo y cada vez hay más riqueza, por lo tanto más comodidades y mejores condiciones de vida. Y a medida que este proceso ha ido avanzando, occidente ha empezado a enfocar sus esfuerzos caritativos hacia otras partes del mundo más necesitadas.

Sin embargo, como suele ser el caso en los países en vías de desarrollo, este proceso no se ha traducido en una vida mejor para todos los ciudadanos y ciudadanas indias. India todavía tiene slums a las afueras de las ciudades, muchas comunidades indias siguen viviendo en situación de extrema pobreza con poco acceso a necesidades básicas, como la educación de calidad, el alojamiento, la salud, el agua potable, etc., etc., etc. Los derechos humanos en general y los de las mujeres en particular siguen siendo transgredidos. Como decíamos antes, queda tanto por hacer y hay tanto menos dinero destinado a lo que realmente importa que al menos tenemos que intentar ayudar.

Sí, pero… ¿cómo empezó todo...?

En el 2002, Anna y Laia, dos primas y amigas de Barcelona aterrizaron en este pequeño punto del mapa indio llamado Vedanthangal. Vedanthangal está a unos 180kms al suroeste de Chennai, la capital de Tamil Nadu. Durante su estancia, trabajaron como voluntarias en la guardería y el huerto donde se experimentaba con plantas medicinales. Después de un año de dar vueltas por el país, llegó el momento de irse y, por primera vez experimentaron aquella sensación de “pero todavía queda tanto por hacer…”

Tanto fue así que en el 2008, Anna decidió volver a Vendanthangal con su amigo Roger, para ver a toda la gente que había conocido durante su estancia previa. Qué increíble momento el descubrir que una ONG llamada Laia Foundation (nada que ver con la “Laia” de la que hablábamos) había empezado a trabajar en la zona. Roger y Anna conocieron al director de Laia Foundation, quien les ofreció un puesto de voluntariado como coordinadores de los centros de refuerzo de la organización.

Su función era crear un programa educativo y material de apoyo para los profesores, organizar reuniones mensuales con ellos, ayudarles a practicar inglés y recaudar fondos para el proyecto. Fue un año de gran inspiración al ver cómo el proyecto se expandía (a medida que la población pedía que se abrieran más centros) y profesionalizaba, con personal bien formado y dedicado a la causa.

Oct12.JPG
teachersmeeting4.jpg

 

Fue un año tan inolvidable que cuando Anna volvió a Inglaterra, donde ahora vivía, siguió el contacto con Laia Foundation con la idea de algún día poder abrir una ONG para ayudar no sólo en la zona de Vedanthangal sino también a otras ONGs que la inspiraron con su increíble compromiso social y fuerza para hacer de India un país un poquito mejor…

 

Y así nació Indian Futures, bastantes años más tarde pero todavía con la misma convicción de intentar hacer algo positivo para la gente maravillosa que hemos conocido a lo largo de nuestros caminos… Esperamos que muy pronto

tú seas una de ellas

Fave 7.jpg